Actividad UNFPA-CUBA
Envejecimiento de la poblaci贸n: Un desaf铆o que celebrar


Autor:Marcelino V谩zquez/ACN
Si hay un proceso que muestra c贸mo cambia un pa铆s es justamente su din谩mica demogr谩fica, proceso que obliga a repensar la forma en que la sociedad est谩 organizada para poder dar respuesta a los cuidados necesarios que supone, reflexion贸 el Sr. Arie Hoekman, Representante del Fondo de Poblaci贸n de las Naciones Unidas (UNFPA) en M茅xico y Director de Pa铆s para Cuba y Rep煤blica Dominicana, quien durante esta semana realiz贸 su primera visita de trabajo, en este periodo como director, al pa铆s.
El funcionario del UNFPA 鈥攓uien se reuni贸 con contrapartes cubanas de este organismo como el Ministerio para el Comercio Exterior y la Inversi贸n Extranjera, el Ministerio de Salud P煤blica, la Oficina Nacional de Estad铆sticas e Informaci贸n, la Federaci贸n de Mujeres Cubanas y el Centro de Estudios Demogr谩ficos de la Universidad de La Habana, entre otras鈥 intercambi贸 con la prensa cubana sobre la importancia de concebir pol铆ticas p煤blicas articuladas con el proceso de desarrollo en las naciones que ya experimentan un acelerado envejecimiento de su poblaci贸n, como es el caso de Cuba.
鈥淐hina y Corea por ejemplo, son pa铆ses que est谩n enfrentando un proceso de envejecimiento muy r谩pido. Para ilustrar con un dato que creo es llamativo, en el caso de Francia les tom贸 115 a帽os para duplicar la proporci贸n de su poblaci贸n envejecida. En China, esto tardar谩 apenas 25 o 26 a帽os. Es decir, que el tiempo que ha tenido Francia para poder construir su sistema de seguridad social, es un lujo que le falta al resto de los pa铆ses que est谩n experimentando este fen贸meno demogr谩fico鈥, explic贸 el Sr. Hoekman.
No obstante, dijo, tienen estos 煤ltimos la ventaja de poder descansar sobre la experiencia acumulada de las cosas que no se han hecho bien en los pa铆ses m谩s avanzados y las que s铆, y encontrar la forma en c贸mo estos conocimientos se pueden adaptar a la situaci贸n propia de cada naci贸n.
En el caso de Cuba, destac贸 el hecho de que la Isla cuenta con numerosos saberes generados en este campo, muy positivos, sobre todo, ejemplific贸, en t茅rminos de la atenci贸n comunitaria a los adultos mayores.
鈥淎l envejecimiento de la poblaci贸n, en lugar de llamarle problema, le llam贸 un desaf铆o, y tambi茅n una celebraci贸n por haber logrado que tan grande proporci贸n de la poblaci贸n sobreviva y logre alcanzar una alta expectativa de vida. Es algo que debemos reconocer como sociedad鈥, subray贸 el experto.
En ese sentido, enfatiz贸 que 鈥減ensando en la humanidad y lo humanos que queremos ser, no puede perderse de vista que esa gente que ha logrado sobrevivir gracias a los progresos en los sistemas de salud, educaci贸n, mejores condiciones de trabajo, entre otros factores, ha hecho un valioso aporte a la construcci贸n de su pa铆s. Como sociedad entonces debemos encontrar la forma de balancear esos roles productivos, y la necesidad de poder mantener los roles reproductivos, que a mi juicio no consisten nada m谩s en tener un beb茅, sino tambi茅n en c贸mo conservar de la manera m谩s sana un ciclo de vida y asegurarnos de que sea lo m谩s digno posible. Y se puede. Necesitamos recursos, pero en igual medida voluntades pol铆ticas e intervenir desde la propia poblaci贸n en la construcci贸n de ese proyecto que asegure una vida digna para todos鈥.
En ese sentido, el Sr. Hoekman mencion贸 que juega un papel decisivo la llamada econom铆a del envejecimiento. 鈥淐omo naci贸n no se puede ahorrar, porque una naci贸n no es un individuo que deposita el dinero que gana en un banco para en un futuro poder cuidar a la poblaci贸n de mayor edad. Como pa铆s este proceso hay que verlo de modo diferente, es decir, hay que invertir en la productividad, que tiene que ser mayor a la cantidad de recursos que hay que otorgar a las poblaciones que ya no van a poder trabajar, en tanto la dependencia va a aumentar鈥.
鈥淓n esa situaci贸n, donde hay que sostener un mayor consumo de esa poblaci贸n adulta, la 煤nica opci贸n que nos queda como pa铆s es invertir en los j贸venes y ah铆 est谩 lo parad贸jico de la relaci贸n. No es simplemente un gasto mayor en las poblaciones mayores, sino de invertir m谩s en una poblaci贸n que es capaz de poder aumentar la productividad en su sistema econ贸mico. Por supuesto, hay otros elementos que influyen en ese proceso鈥 y al respecto, el representante del UNFPA subray贸 la necesidad de una mejor articulaci贸n de la econom铆a cubana, y elogi贸 los cambios que en ese sentido se gestan en el pa铆s para generar mecanismos que conlleven a un mejor aprovechamiento de los factores de producci贸n disponibles, para que esos j贸venes laboren en lo que han sido preparados.
Este invertir en los j贸venes 鈥攑untualiz贸鈥 incluye adem谩s el di谩logo intergeneracional, para que j贸venes y adultos mayores sepan convivir en armon铆a. 鈥溌緾贸mo interpretar esta aparente paradoja? Invertir en los j贸venes supone poder cuidar a los adultos, y que estos entiendan que no es solo para estos, sino para la construcci贸n de una sociedad m谩s incluyente, porque ellos ser谩n los mayores del ma帽ana鈥.
Elogi贸 el hecho de que el proceso de actualizaci贸n del modelo econ贸mico cubano, basado en los Lineamientos de la Pol铆tica Econ贸mica y Social, as铆 como los documentos evaluados en el Congreso del Partido Comunista en abril de este a帽o incluyan una pol铆tica para atender los desaf铆os demogr谩ficos y el envejecimiento en el pa铆s; y est茅n siendo, adem谩s ambos documentos motivo de consulta popular.
鈥淓s estupendo llevar las decisiones a la poblaci贸n misma, no solo a nivel de individuo sino tambi茅n en su forma organizada, para que los ciudadanos tengan la oportunidad de expresarse y proponer alternativas para mejorar o articular de forma conjunta el entorno en el que se vive. Para poder formar pol铆ticas p煤blicas uno tiene que realmente conocer lo que se est谩 viviendo dentro de la sociedad, lo que piensa la gente, y eso se hace a trav茅s de encuestas, censos y registros vitales, o sea, se trata de conocer qui茅n esta viviendo, d贸nde y qu茅 es lo que est谩 haciendo; pero tambi茅n de saber qu茅 es lo que est谩 pasando鈥, explic贸.
鈥淢uchas veces nos quedamos con la parte cuantitativa, de clasificar en n煤meros y tablas y olvidamos en la formulaci贸n de las decisiones estos otros aspectos. Es un buen ejemplo lo que en este sentido est谩 haciendo Cuba, pues si bien a veces este proceso en t茅rminos de pol铆ticas p煤blicas tiende a tomar m谩s tiempo que el dictaminar desde arriba lo que va a hacerse, vale la pena, pues se necesita m谩s que una buena lectura de los datos para que las decisiones tomadas sean m谩s efectivas鈥, dijo.
Para Hoekman, puede parecer f谩cil pensar desde la posici贸n de adulto c贸mo es que tenemos que intervenir en los j贸venes. 鈥淪i tomamos decisiones solamente con los elementos de los datos de los j贸venes, de cu谩ntos son, edad, nivel escolar, entre otras estad铆sticas, no estar铆a bien, porque deber铆amos considerar cu谩les son las ideas que tienen los mismos j贸venes, los problemas que ellos est谩n enfrentando y qu茅 es lo que piensan en relaci贸n a c贸mo deber铆amos estar mejorando una sociedad, donde ellos son part铆cipes tambi茅n鈥.
Asimismo, dijo, 驴c贸mo vamos a atrevernos a tomar decisiones para las poblaciones adultas mayores, c贸mo formular pol铆ticas p煤blicas sin conocer sus ideas, qu茅 les hace falta a ellos?
Al respecto manifest贸 su satisfacci贸n por el trabajo conjunto que el UNFPA y Cuba han realizado a lo largo de m谩s de 40 a帽os para que el tema de poblaci贸n y desarrollo constituya una prioridad en la agenda nacional e internacional. 鈥淐uba cumpli贸 con antelaci贸n gran parte de las metas establecidas por los Objetivos de Desarrollo del Milenio y mantiene su compromiso con los Objetivos de Desarrollo Sostenible y la Agenda de Desarrollo hasta el 2030鈥, concluy贸. (LISANDRA FARI脩AS ACOSTA/TOMADO DE GRANMA / 03.06.2016)